Somier Articulado eléctrico KONG Nightland

Una robusta cama eléctrica que te permite crear un ambiente acogedor con sus elegantes acabados en madera. Su comodidad es máxima, y va a optimizar la adaptabilidad de tu colchón. Sus láminas de haya mecanizadas son flexibles, y podrás regular la firmeza de la zona lumbar. Cómoda, versátil y estética.

Este producto no está disponible porque no quedan existencias.

¡ Llámenos si tiene alguna duda !

DETALLES DEL PRODUCTO

Estructura

  • Alta resistencia al impacto, y óptima durabilidad y mantenimiento.
  • Somier reforzado para tener un funcionamiento óptimo.
  • Planos de articulación reforzados y de alta resistencia para que puedan soportar el peso, cuando el plano de articulación de los pies está elevado.
  • Estructura en DM, con lo que conseguimos un efecto de modernidad, calidez e integración en el hogar.
  • Estructura en DM con recubrimiento melamínico 180 x 25 cm.
  • Existente en dos colores, Walnut y Wengué.

Lecho

  • Lecho en tubo de acero 30 x 20 mm esmaltado en epoxi termoendurecido.
  • 22 lamas en madera de haya natural contrachapadas flexible con recubrimiento en papel alumínico grabada.
  • Las lamas en madera de haya son de mayor calidad, y resistencia. Soportan mejor la humedad, y el peso.
  • Lamas montadas sobre soporte Hytrel oscilantes dobles, que ofrecen gran elasticidad y resistencia a la deformación. Permiten que las lamas puedan adaptarse a los diferentes pesos del cuerpo.
  • Lama ancha con diseño ergonómico mecanizada para que no se deforme el colchón en cabecero y piecero.
  • Cinco planos articulados por motor doble con mando inalámbrico. Plano lumbar fijo, que a su vez incorpora doble lama, y cursores especiales para la regulación de firmeza.

  • Los cursores, al moverlos a través de las lamas, nos permiten variar la firmeza. Alejando los cursores entre sí se obtiene más firmeza, acercándolos menos, por tanto, más adaptabilidad
  • Juego de patas en madera de haya o metálicas.

Prestaciones

Información adicional

Acabado

Walnut, Wengué